En esa pequeña guarida

En esa pequeña guarida

En esa pequeña guarida

11,95

En esa pequeña guarida

A pasos titubeantes y rabiosos estas crónicas de suspiros caen entre aire y aire. Con los ojos húmedos por el humo del ducados y la boca áspera por el sabor a acera. Cada suspiro es un chasquido que se desvanece, se eleva y cabecea lo justo.
Entremos por la puerta que ya no es puerta, sino puerto de carromatos llenos de abrazos que laceran y reconfortan.
Relatos hechos Poesía del Traqueteo en el tren del acontecer, de eso que llaman Vida. Un suspiro, gaviotas de hojarasca, babas de caracol, un vagón del color del Mundo, un vacío, sueños que son semillas en la sementera…Todo esto y más componen y descomponen esta Guarida en donde los autores han seleccionado unos poemas que nos muestran su latir, sus respuestas y sus preguntas.

“Justo en la profundidad de tus ojos
en esa pequeña guarida me enrosco
colmado de vida”

“Escribo sobre la piedra mi vida
como el caracol escribe
su baba sobre la piedra blanca”

© Bruno Atkins – Jose Antonio Rosillo, 2020.
© En esa pequeña guarida.
© ALIAR 2015 Ediciones S.L.

comparte este libro

Páginas: 130
Tamaño: 15 x 21 cm
Cubierta: 300 gr. Mate.
Interior: Offset 90 gr. Ahuesado.
Solapas: Sí.

ISBN: 978-84-18143-46-5
DL: GR 554-2020

Contiene marcapáginas

Impreso en España

Autor

Bruno Atkins

Nacido en Granada. Escritor del traqueteo y aficionado a casi todo: a comprar discos de vinilo antiguos, a mirar sin ver, a sentir el viejo encanto de las horas muertas, a estar con amigos, adicto al síndrome de Stendhal y a pasear con mi madre los sábados por la mañana para hacer la compra, lector paciente y divagador, escritor advenedizo de Flamenco... Otras obras del autor: “Delirios de un flamencófago”. “El bello paseo”. Instagram: bruno_atkins_a.ser Facebook: Bruno_Atkins-A.ser Email: bipedo.implume@yahoo.es
Bruno Atkins

Jose Antonio Rosillo

Co-autor de este libro y cada día más escéptico. Aprendiz de empírico, eterno aspirante a estoico, nació por aquí. Muy cerca de la estación de trenes, de esos que transportan sueños, ilusiones, esperanzas, tristezas y congojas; alguna lágrima. De esos que llevan y traen, como los vientos. De esos que traen y llevan, como las olas. Lo demás, sucedió muy deprisa. En la Alpujarra: barrancos, lomas, balates; cerros, precipicios y corrientes. Piedras y más piedras. Ripios. Olivos milenarios, naranjos, limoneros, cerezos. Almendros y algún almez. Huertos. Tierra. Luego, la decadencia. Y ahora “En esa pequeña guarida”. Después... Email: nauframar@hotmail.es
Jose Antonio Rosillo